Compartir

El incendio que se iniciaba este lunes en Llutxent (Valencia) comienza a estar controlado por los efectivos que trabajan para su extinción.

Por el momento, el fuego ha arrasado 1.500 hectáreas, incluyendo masa forestal, campos agrícolas sin uso y arbustos, tal y como explicó el director de la Agencia de Emergencias y Seguridad de la Generalitat Valenciana, José María Ángel, y difundidas por 'ABC'.

Así, ha precisado que si el viento y el grado de humedad “siguen funcionando como ahora, iremos avanzando en una resolución poco a poco pero muy efectiva”. De hecho, ha dicho que el fuego “empieza a estar perimetrado” y esperan que la huella del incendio no avance aunque sí temen algún rebrote.