Compartir

Para ello, se desplazaron a la zona dos aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de descarga desde las bases de Los Llanos (Albacete) y de Zaragoza, así como dos anfibios de 3.100 litros desde Manises (Valencia), según informó el departamento dirigido por Luis Planas.

También colaboran en las labores de extinción un helicóptero Kamov de 4.500 litros, que partió desde la base de Caravaca (Murcia), y dos helicópteros de transporte con helibalde de 1.200 litros, desde Prado de Esquiladores (Cuenca).

Desde esa última base se desplazó también a Llutxent una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), que complementará desde tierra la labor de extinción de los medios aéreos.