Compartir

Las recusaciones de una docena de investigados en la causa del `procés´ contra cinco magistrados de la sala del Tribunal Supremo que les juzgará se resolverán, previsiblemente, en la conocida como `Sala del 61´ durante la primera semana de septiembre.

Fuentes del Tribunal Supremo indicaron que en esas fechas ya estará lista la documentación que el magistrado instructor, Vicente Magro, debe remitir a la Sala para estudio antes de resolver el incidente de recusación que se dirige contra el presidente de la sala, Manuel Marchena, y los magistrados Andrés Martínez, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela y Antonio del Moral.

La `Sala del 61´ es la específica del Supremo que decide sobre las recusaciones. Esa sala está compuesta por 16 miembros, entre ellos varios de los recusados, que no participarán en las deliberaciones ni en la decisión final sobre su recusación. Son miembros de esta sala el presidente del Tribunal Supremo, los presidentes de las cinco salas y los miembros menores y mayores de cada una de ellas.

Hasta ahora se han presentado seis incidentes de recusación. El primero lo presentaron el expresidente de ANC Jordi Sánchez y los exconsellers Jordi Turull y Josep Rull; el segundo lo firman el exvicepresidente Oriol Junqueras y el exconseller Raül Romeva. En tercer lugar se presentó el suscrito por el expresident Carles Puigdemont y los exmiembros de su Gobierno Clara Ponsartí y Felip Puig. A título individual presentaron también incidente de recusación el expresidente de Ómnium Jordi Cuixart, la exconsellera Meritxell Borràs y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell. Finalmente, el exconseller de Interior Joaquim Forn se adhirió a la primera de las presentadas.

No todas las recusaciones se dirigen contra los cinco magistrados; Rull y Turull la dirigen contra los cuatro primeros. Todos ellos entienden que los citados magistrados no son neutrales porque fueron los mismos que dictaron el auto por el que el Tribunal Supremo admitió a trámite la querella que presentó la Fiscalía el 30 de octubre de 2017 contra los ahora procesados.

El instructor Vicente Magro ha sido designado por turno y ya tiene en su poder tanto los incidentes de recusación presentados por los procesados como los escritos de la Fiscalía, que se opone a la recusación. Cuando tenga la argumentación de los jueces afectados elevará toda la documentación a la sala para que decida.