Compartir

Según informa 'ABC', los hechos ocurrieron a las 22.45 horas de la noche en la línea 3 del metro de Valencia, donde los hombres portaban una gran cruz y repartían panfletos.

Algunas de las proclamas que gritaban a los viandantes eran ''todos somos pecadores'', ''vamos a morir'', o ''todos vamos a ir al infierno''. En su discurso provocaron un gran revuelo entre los usuarios del metro, obligando al conductor a parar el tren en el trayecto entre dos paradas.

Los pasajeros, asustados, salieron en estampida cuando el tren se detuvo, y una joven resultó herida leve. Los agentes de la Policía Nacional detuvieron a los nueve feligreses, de nacionalidad alemana, y que contaban con edades comprendidas entre los 19 y los 37 años. Los detenidos se encuentran en disposición policial, y han pasado a disposición del juzgado de guardia de Valencia.