Compartir

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, se reúne este lunes con los responsables de inmigración de las comunidades autónomas para abordar la política en materia migratoria, así como la respuesta ante el aumento de llegadas irregulares a las costas del sur de España.

Entre otros puntos del Consejo Sectorial de Política Migratoria, el Gobierno central y las autonomías estudiarán un plan para aumentar la plantilla de la Oficina de Refugio y Asilo (OAR), a fin de hacer frente a las 50.000 solicitudes de protección internacional que se prevén este año.

También analizarán un informe sobre la situación de los inmigrantes menores de edad no acompañados y tutelados por las administraciones, que han pasado de 4.000 en 2016 a 7.000 en marzo de 2018.

Dicho informe aboga por un “esfuerzo coordinado” entre las diferentes administraciones para asegurar una mejor atención y no saturar los servicios de las regiones más afectadas, en especial País Vasco, Andalucía, Ceuta y Melilla.

Además, debatirán un plan de emergencia para atender el rápido incremento de las llegadas irregulares a las costas de Andalucía.

Varios ministros del Gobierno propusieron estos temas en la Comisión Delegada de Asuntos Migratorios, y ahora es el turno de su análisis por parte de las comunidades autónomas en el Consejo Sectorial de Política Migratoria.