Compartir

Un tiburón de entre dos y tres metros obligó este jueves a evacuar la playa de Cala Domingos, en Manacor (Mallorca). En cuanto se detectó su presencia, dieron el aviso al 112 y la Policía Local cerró de inmediato la playa por razones de seguridad.

El escualo que llegó a la costa desorientado y en mal estado de salud fue retirado por los agentes municipales, socorristas y el personal del Palma Aquarium.

Horas después, la playa fue reabierta a los bañistas y a última hora de la tarde, el Ayuntamiento de Manacor informó del fallecimiento del tiburón.