Compartir

El director del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos apuntaba alumnos a los cursos de máster sin contar con los estudiantes. Miguel Temboury, ex miembro del equipo de Luis de Guindos, ni siquiera sabía que le habían apuntado al curso ni quería cursar ese máster.

Según informa 'El Mundo', el director matriculaba a alumnos en el máster por razones económicas, ya que el máster necesitaba un número mínimo de alumnos para que se pudiera cursar, y poder optar así a ayudas y subvenciones de la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, se apunta que Enrique Álvarez Conde controlaba las cuentas del Instituto de Derecho Público, aun estando financiado con fondos públicos. Todo apunta a una gestión desleal, ya que se han detectado trasferencias fuera de lo común a amigos, familiares, entre otros.

A toda esta gestión se suma la declaración del ex rector Fernando Suárez, que declaró que él aprobaba las convalidaciones de los créditos sin comprobar ninguna documentación al respecto, ya que esa tarea era del propio Álvarez Conde.