Compartir

La Fiscalía General del Estado, a través del Fiscal de Sala coordinador de Medio Ambiente y Urbanismo, que está asistido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en funciones de policía judicial, ha detenido o investigado en lo que va de año a 163 personas por provocar incendios forestales.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado realizan la investigación policial de los incendios forestales mediante una inspección ocular en la que se trata de esclarecer su origen, las causas y su motivación y en el caso de hallar indicios de delito, identificar a sus responsables.

Ante la primera ola de calor del año, el Ministerio del Interior señaló este jueves que las elevadas temperaturas aumentan el riesgo de incendios forestales, por lo que pidió extremar las precauciones, y destacó que los fuegos intencionados no quedan impunes.

El departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska indicó, en un comunicado, que sólo un 6% de los incendios conocidos por la Guardia Civil se iniciaron por causas naturales, por lo que la inmensa mayoría tienen su origen en la actividad humana.

Según datos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, un 20% de los incendios esclarecidos fueron motivados por causas accidentales (máquinas o motores, líneas eléctricas, automóviles), otro 20% por negligencias (quemas agrícolas, máquinas y motores, fumadores, hogueras) y un 30% fueron intencionados (pirómanos, incendiarios, vandalismo o por motivos cinegéticos).

Interior indicó que “los incendios no son sólo estadísticas, hectáreas quemadas y superficie medioambiental arrasada”, y puso en valor la “cara humana” de los fuegos en los profesionales que arriesgan su vida para intentar controlarlos y la de muchos ciudadanos que tienen que salir de sus casas amenazados por las llamas, abandonando sus enseres con la incertidumbre de no saber si los encontrarán a su regreso.

PREVENCIÓN Y AUTOPROTECCIÓN

Por otro lado, Interior indicó que la prevención es la “mejor política para evitar los incendios forestales”. “Luchar contra el fuego es cosa de todos. Es necesaria la concienciación y la colaboración ciudadana antes y durante el incendio adoptando las correspondientes medidas de autoprotección, evitando las imprudencias propias, denunciando conductas temerarias y avisando de un posible incendio en el momento de detectarlo”, añadió.

Para prevenir incendios forestales, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias recomienda prestar una especial atención a las normas autonómicas sobre prevención de incendios y periodos autorizados para realizar quemas de rastrojos.

No arrojar cigarrillos, basuras y botellas de vidrio (que hacen efecto lupa con el sol); no encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos; acampar sólo en zonas autorizadas porque cuentan con medidas de protección y para evacuación y avisar inmediatamente al 112 si se descubre el fuego en su inicio son otros consejos de Protección Civil.

En el caso de verse sorprendido por un incendio, Protección Civil aconseja evitar penetrar en el monte o el bosque, ir siempre por zonas de gran visibilidad y libres de combustible, y atender las indicaciones de las autoridades competentes en el caso de emergencia por incendio forestal.