Compartir

En estos términos se pronunció el presidente de Antaxi, Julio Sanz, en un comunicado, tras el anuncio del sector de acabar con las movilizaciones con el objetivo de “dar un margen de confianza al nuevo Gobierno para que pueda llevar a cabo las reformas legislativas acordadas”.

En concreto, el presidente de Antaxi se refiere a las medidas anunciadas por Fomento en la reunión que mantuvieron con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, el pasado lunes.

Entre ellas destacan la transmisión de competencias a las comunidades autónomas que permitan la habilitación de la licencia urbana de VTC por parte de los ayuntamientos, así como la elaboración de un real decreto ley que establezca cambios normativos necesarios que garanticen el ratio de un VTC por cada 30 taxis avalado por el Tribunal Supremo y que vería la luz el próximo 14 de septiembre.

Además, la puesta en marcha de forma inmediata de la página web de control que se aprobó en diciembre de 2017 o la propuesta al Consejo de Ministros del viernes 3 de agosto de una declaración política que recoja esta hoja de ruta son otras de las medidas que el taxi exige.

Antaxi reconoce “la buena voluntad mostrada por el ejecutivo, que parece haber iniciado el camino para garantizar el cumplimiento de la ley”, aunque advierte de que “tras nueve años de parches y promesas, el sector no dudará en retomar las movilizaciones si no se cumplen las promesas”, aseguró Julio Sanz.

Finalmente, Sanz reiteró las disculpas a todos los usuarios “que se hayan podido ver afectados estos días por la huelga” y se muestra confiado en que “los ciudadanos no tengan que sufrir de nuevo las consecuencias del incumplimiento de las promesas del Gobierno”.