Compartir

Los gastos totales en prestaciones por desempleo ascendieron a 1.318,9 millones de euros el pasado mes de junio, lo que supone un 0,5% menos que el mismo mes del año anterior, y la tasa de cobertura se situó en el 57,5%, un 3,4% más.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social publicados este jueves, el gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de junio fue de 790,6 euros, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 19 euros (2,5%).

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario se situó en 793,2 euros, lo que representa un aumento de 6,3 euros sobre junio de 2017 (0,8%).

Los beneficiarios existentes de prestaciones por desempleo a final del mes fueron 1.714.146, con un descenso respecto al mismo mes del año anterior del 2,9%.

El número de solicitudes de prestaciones a nivel nacional registradas en junio ascendió a 564.217, lo que representa un 5% menos que el mismo mes del año anterior. Las altas tramitadas totalizaron 539.527, lo que supone una disminución del 3% sobre el mes de junio de 2017. El plazo medio de reconocimiento fue de 1,1 días, lo que representa un descenso del 6,6%.

Por su parte, el número de beneficiarios extranjeros del mes de junio fue de 171.455, lo que representa un 1,9% más que el mismo mes del año anterior. El aumento es superior en los beneficiarios procedentes de países no comunitarios (2,3%) que en los del entorno comunitario (1,3%).

En relación con el total de beneficiarios de prestaciones por desempleo, los beneficiarios extranjeros representan el 10%. Los beneficiarios de prestaciones extranjeros suponen, por otro lado, el 32,7% del total de demandantes de empleo extranjeros.

Por último, el gasto de las prestaciones de los beneficiarios extranjeros alcanzó los 119,8 millones de euros, un 4,9% más que en 2017, que en relación con el gasto total de las prestaciones por desempleo supone el 9,1%.