Compartir

Según informó el Instituto Armado, la operación se desarrolló el pasado viernes cuando una aeronave de Vigilancia Aduanera detectó en aguas del Estrecho una embarcación semirrígida, cargada con una gran cantidad de fardos que navegaba en dirección a la Línea.

Inmediatamente, el Centro de Apoyo Permanente de Vigilancia Aduanera y el Centro Operativo de Servicios de la Guardia Civil se coordinaron para poner en marcha un dispositivo en tierra.

Tras un seguimiento discreto desde el lugar del alijo hasta el almacenamiento de la droga, situado en un domicilio del barrio linense de El Zabal, los agentes actuaron en cuanto se confirmó la descarga de los fardos.

En la operación se detuvo a una persona y se aprehendieron 98 fardos de hachís que alcanzaron un peso bruto de 3.400 kilos.

Posteriormente se localizó un vehículo todoterreno que había sido robado y se detuvo a otras dos personas.

La droga, los detenidos y el vehículo intervenido junto con el resto de las actuaciones han sido puestos a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de La Línea de la Concepción.