Compartir

El juzgado de Instrucción número 3 de Calahorra (La Rioja) investiga una denuncia presentada por una menor que asegura haber sufrido una agresión sexual por parte de un grupo de chicos, mientras jugaban al juego viral 'La ballena azul', que consiste en hacer 50 pruebas peligrosas, incluyendo autolesiones, o incluso el suicidio.

La investigación se centra en identificar a los presuntos autores, entre los que puede figurar algún otro menor, que irán a la Fiscalía si los hechos tienen indicios de criminalidad, o se archivará la causa.

La víctima es una menor de 15 años de Calahorra, y denunció que una de las pruebas del juego era ''mantener relaciones sexuales con varios chicos a la vez''. En una reunión de la joven con el resto de chicos fue donde ocurrieron los hechos, en uno de los locales donde éstos se reunían habitualmente.