Compartir

Así lo destacó Silveyra en Onda Cero, donde añadió que el motivo principal del sector del taxi para hacer huelga es que “quieren eliminar la competencia, mantener el monopolio y seguir inflando artificialmente el valor de la licencia”.

“Cabify es una empresa española, paga impuestos en España y genera mucho trabajo”, declaró Silveyra, quien denunció que “ha habido vehículos volcados, han quemado la cara a un conductor, cristales rotos por armas de fuego”, y aseguró que no han sido casos aislados.

Además, el director general de la empresa en Europa recordó que “la ley no es retroactiva” y que “miles de licencias ya concedidas tienen sentencias del Tribunal Supremo, que son derechos adquiridos”.