Compartir

Más de 14.200 personas inmigrantes llegaron a las costas españoles en los meses de junio y julio de este año, lo que supone más que en todo 2015 y 2016 juntos, cuando el total asciende a 13.474 personas.

Así se desprende de datos oficiales del Ministerio del Interior a los que ha tenido acceso Servimedia, en los que se da cuenta de los inmigrantes llegados por medio de embarcaciones a las costas peninsulares, a Baleares, a Canarias, a Ceuta y a Melilla.

Pedro Sánchez es presidente del Gobierno desde el 2 de junio, cuando tomó posesión, y conformó oficialmente su Gabinete el 8 de junio con la celebración del primer Consejo de Ministros.

Según estos datos de Interior, en el que se dan cuenta mes a mes de las llegadas sólo por vía marítima, en junio de este año arribaron 6.248 personas y 7.995 hasta el 29 de julio. Desde 2015, ningún mes se habían producido tantas llegadas como en cada uno de los dos meses en el que gobierna el también líder del PSOE.

Durante 2018, cada mes se ha producido un aumento respecto a las cifras de 2017, pero en mayo se produce un repunte del 306% al pasar de los 835 de mayo de 2017 (512 en 2015 y 575 en 2016) a los 3.392 de este 2018. Efecto similar se produce en junio cuando la cifra se eleva a 6.248 migrantes (+166%) desde los 2.352 de 2017, los 715 de 2016 y los 414 de 2015.

La escalada continúa en julio con un 269% al pasar de los 2.164 de 2017 a los 7.995 registrados a falta de dos días para cerrar el mes. Este mes en 2015 la cifra fue de 409 y un año después de 458 personas.

El Gobierno sostiene que “no es justo hablar de efecto llamada” por la atención prestada al barco 'Aquarius', que atracó en Valencia el 17 de junio, y subraya que la tendencia al alza se mantiene desde 2013. En 2015 llegaron a España, según los datos de Interior consultados por Servimedia, un total de 5.312 personas, en 2016 la cifra se eleva hasta los 8.162 y en 2017 hasta 21.971 personas.

En Moncloa sostienen que “más que de efecto llamada se podría hablar de imprevisión en los últimos años, que han obligado a este Gobierno a tomar medidas urgentes”.

VÍA TERRESTRE

Por otra parte, según el informe público que elabora de manera quincenal el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska, hasta el 13 de julio, entraron a España tanto por vía marítima como terrestre un total de 19.997 inmigrantes, lo que supone un incremento del 86% frente a los 10.751 de 2017.

Por las fronteras de Ceuta y Melilla llegaron en ese periodo un total de 3.125, cifra ligeramente superior (+0,7%) a la de 2017. Si en Ceuta lo hicieron 571, frente a las 1.272 del año anterior (-55%); en Melilla la tendencia es contraria y de las 1.830 de 2017 se ha pasado a las 2.554 hasta el 13 de julio de este año (+39%).

En concreto, en el mes de junio entraron por estas dos fronteras 397 inmigrantes y, en el periodo bajo gobierno de Sánchez (según datos desde el 1 de junio al 13 de julio) han llegado 648 personas, sin contar los del salto a la valla ceutí del pasado 26 de julio.