Compartir

El presidente de la asociación de compañías con licencias VTC Unauto, Eduardo Martín, advirtió este lunes al Gobierno y al sector del taxi de que “las licencias existentes se quedan porque son legales”.

Así se expresó Martín en una rueda de prensa convocada de forma paralela a la reunión entre las asociaciones de taxistas y el Ministerio de Fomento, donde denunció que los taxistas han destrozado ya un centenar de vehículos y han llegado incluso a arrojar ácido a un conductor y a disparar con un arma de fuego.

“El taxi es capaz de cualquier cosa para defender su monopolio”, denunció Martín, quien afirmó que “están secuestrando nuestras ciudades y nos han dejado muchísimas víctimas entre los ciudadanos, los turistas y los conductores de VTC”.

Por ello, anunció que Unauto va a exigir mañana, martes, en la reunión con el Ministerio de Fomento “seguridad”. “No quiero ni una sola luna rota más de uno de nuestros coches, ni un solo conductor que salga a la calle con miedo”, advirtió.

Además, explicó que su otra petición al Ministerio será que “no ceda al chantaje porque los ciudadanos no queremos ceder, no podemos renunciar a todo lo que hemos estado luchando estos años para que haya competencia”.

A este respecto, recordó que lo establecido por la ley que fue aprobada recientemente por el Congreso de los Diputados es que no se darán más licencias hasta que la proporción de VTC no se sitúe por encima de 30 y eso no afecta a las ya concedidas. “Eso deja meridianamente claro que no se van a dar nuevas”, apostilló.

En cuanto a la intención del Ayuntamiento de Barcelona de implantar una segunda licencia, decisión que ha sido suspendida cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, defendió que la licencia VTC da derecho a trabajar en toda Cataluña por lo que no es posible llevar a cabo dicha medida.

Por otro lado, ante las acusaciones de que el sector está formado por grandes empresas multinacionales, defendió que el 60% de los trabajadores del sector de las VTC son autónomos o pymes.

“Tienen todo el derecho a ganarse la vida legalmente y salir a trabajar sin miedo”, reiteró Martín, quien negó también que el sector no pague impuestos en España.

De hecho, acusó al sector del taxi de ser mucho más opaco ya que la mayoría de las transacciones se hacen en efectivo mientras que en el de los vehículos VTC todo queda registrado al hacerse a través del móvil.