Compartir

Según el balance de la DGT, ocho de los accidentes fueron colisiones, cinco salidas de la vía y un atropello a un peatón. Además, 11 de los siniestros se produjeron en vías convencionales y tres en autopista o autovía.

En el acumulado anual hasta el 29 de julio se llevan contabilizados 659 fallecidos en 2018 en las carreteras españolas, frente a los 1.198 de 2017, 1.161 de 2016 y 1.131 de 2015.