Compartir

Además, según indicaron a Servimedia fuentes gubernamentales, también pasará unos días en su casa en la localidad almeriense de Mojácar, a la que ha acudido de forma habitual en los últimos años incluso siendo líder del PSOE.

Sánchez presidirá el último Consejo de Ministros antes de las vacaciones el viernes 3 de agosto y el lunes 6 despachará en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, con el rey Felipe VI.

A partir de entonces se tomará unos días de asueto entre el 7 y el 16 agosto, puesto que el viernes 17 el presidente asistirá a los actos de conmemoración en Barcelona de los atentados terroristas del año pasado.

Sánchez descansará unos días en el Palacio de las Marismillas, que se encuentra situado en la finca que lleva ese mismo nombre, en el extremo sur del Parque de Doñana. Esta residencia vacacional ha sido utilizada por todos los presidentes del Gobierno desde que, en los años 90, fuera remodelada por Felipe González.

Entonces pasó a ser propiedad de Patrimonio del Estado y a ser utilizada para uso protocolario a partir del año 1992, lo que ha permitido la visita de responsables internacionales como el exprimer ministro británico Tony Blair, el alemán Helmut Kohl y el rey belga Balduino I de Bélgica, entre otros.

Por su parte, según fuentes gubernamentales, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se tomará también unos días de descanso, que pasará en su casa en Córdoba.

El Gobierno volverá a celebrar una reunión del Gabinete que preside Sánchez el viernes 24 de agosto, para dar así por reanudado el curso político.