Compartir

Según informó hoy la Policía, las investigaciones comenzaron en la tarde-noche del pasado viernes. Una mujer acudió a las dependencias policiales de Huesca y manifestó que una amiga suya se hallaba retenida en una vivienda de Cuenca, donde era explotada sexualmente para el pago de una deuda que habría adquirido con sus proxenetas. La denunciante aportó una serie de indicios y evidencias que indicaban la urgencia de la situación.

En ese momento se puso en marcha la coordinación entre los diversos grupos operativos participantes, que consiguieron reunir suficiente información del lugar exacto de los hechos. Los agentes estrecharon el cerco sobre los explotadores y localizaron la vivienda de Cuenca. Posteriormente entraron a la vivienda, la registraron y liberaron a la víctima, quien se encontraba asustada y temblorosa y rompió a llorar al ver a los agentes debido al estado de ansiedad que vivía. Ahora, en menos de 36 horas desde el inicio de la operación, la mujer liberada ya ha sido acogida por una ONG.

Los policías detuvieron a tres personas. El cabecilla de la organización es un varón de 35 años y nacionalidad española y se trata, a juicio de los investigadores, de uno de los proxenetas más buscados de España. Contaba con siete reclamaciones en vigor, más de 30 ya cesadas y numerosos antecedentes por diversos motivos. También fueron arrestadas dos mujeres, una española de 19 años y otra venezolana de 26, que colaboraban con el líder en el control de las chicas.

El cabecilla captaba a mujeres de entornos sociales, familiares y económicos necesitados a través de Internet. Les prometía grandes ingresos trabajando en diferentes profesiones, llegando a simular ser una mujer para ganarse su confianza. Una especialidad del cabecilla de la organización era captar a mujeres que se encontraban en manos de otros proxenetas, apareciendo en un primer momento como su salvador, para posteriormente explotarlas y someterlas. También captaba a mujeres jóvenes en el mundo de la pornografía amateur engañándolas con falsas promesas.

La Policía Nacional informó asimismo de que en los últimos 12 meses se han realizado un total de 386 operaciones contra la trata -103 de ellas relacionadas con explotación laboral y 283 con explotación sexual-, que se han saldado con la detención de 1.793 personas y la liberación de 286 víctimas.

El Cuerpo cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90, cuya llamada no queda reflejada en la factura telefónica, y el correo 'trata@policia.es' para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

En los últimos 12 meses se han registrado un total de 2.813 comunicaciones -1.484 correos y 1.329 llamadas- que han permitido el inicio de 494 investigaciones.