Compartir

Cargar el móvil en un lugar público puede ser más peligroso de lo que se pensaba. Según la Policía, existe el riesgo de que nos hackeen el teléfono si cargamos nuestro teléfono en un USB público.