Compartir

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha desde hoy viernes hasta el próximo miércoles, 1 de agosto, una serie de medidas de regulación y vigilancia en las carreteras ante la previsión de que en ese periodo se produzcan 3,2 millones de desplazamientos, tanto de los ciudadanos que comienzan sus vacaciones como de los que las terminan o los que van a disfrutar del fin de semana fuera de casa.

Este dispositivo concluirá con la Operación Especial 1º de Agosto y coincidirá con numerosos trayectos por carretera. Tráfico indicó que los principales problemas circulatorios se presentarán en las salidas de las grandes ciudades y en las principales vías de comunicación de acceso a las zonas del litoral.

Las carreteras que pueden verse más afectadas en la tarde de este viernes son las de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. A últimas horas del día, los problemas circulatorios se trasladarán a los lugares de destino.

PASO DEL ESTRECHO

Además de los desplazamientos turísticos nacionales, España es también país de tránsito para millones de ciudadanos provenientes de distintos países de Europa que regresan por vacaciones a sus lugares de origen en África. Este fin de semana es uno de los más críticos en lo que a Paso del Estrecho se refiere, por lo que será frecuente que las vías que llevan a los puertos de embarque vean incrementada su intensidad.

Como muchos de ellos se desplazan por carretera, el Gobierno pone en marcha desde hace años el dispositivo especial Paso del Estrecho, operativo desde el pasado 15 de junio.

Entre sus medidas y servicios están las áreas de descanso de Horcajo de la Sierra (Madrid) y Valdepeñas (Ciudad Real), y las áreas de información de Oyarzun (Guipúzcoa), Loja (Granada), Villajoyosa (Alicante) y Ribera de Cabanes (Castellón).

MEDIOS Y MEDIDAS

Para aminorar las posibles complicaciones que se puedan producir, la DGT instalará medidas de ordenación y regulación del tráfico que favorecerán la circulación de vehículos en las zonas más conflictivas.

Para ello, se instalarán carriles adicionales mediante conos en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades y se restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones de masa máxima autorizada de más de 7.500 kilos en carreteras con especial intensidad circulatoria, en días y horas determinadas

Además, la DGT ha diseñado recorridos en función del destino para los conductores que necesiten desplazarse de una zona a otra de la península y que no deseen pasar por el centro, que es el área que mayor número de desplazamientos genera.

Los paneles de mensaje variable, además de informar de las incidencias que se produzcan en carretera, recogerán mensajes recordatorios relacionados con la seguridad vial: descanso, uso del cinturón de seguridad, velocidad, uso del carril derecho, intermitentes, etc.

Desde el aire, Tráfico vigilará tanto las carreteras convencionales como las vías de alta capacidad con los 10 helicópteros de los que dispone y con cinco drones que están distribuidos por todas las carreteras donde la DGT es competente.

Los medios materiales se ven complementados con los medios humanos de los que Tráfico dispone, como más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico; todos los agentes disponibles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes del Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras, así como personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.

VELOCIDAD, ALCOHOL Y DROGAS

Por otro lado, la DGT indicó que agosto, que suele ser el mes de verano en el que se producen más desplazamientos por carretera, registrará este año 45,7 millones de viajes con vehículos.

Con el objetivo de velar por la seguridad en los desplazamientos, la DGT va a llevar a cabo dos campañas especiales de vigilancia: una de velocidad durante la semana del 6 al 12 de agosto (sobre todo en las carreteras convencionales) y otra de vigilancia del consumo de alcohol y drogas al volante en los días 13, 14 y 15 del próximo mes, con controles preventivos porque entonces se celebrarán fiestas patronales en numerosas poblaciones.