Compartir

Según informó este jueves la Dirección General de la Guardia Civil, tras un año de arduas investigaciones, el equipo del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de León, ha puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Astorga, al presunto autor del incendio.

El incendio, que posteriormente se extendió por numerosas localidades cercanas y por el cual tuvieron que ser desalojadas más de un centenar de personas, tuvo su origen en las inmediaciones de la localidad de Losadilla, en el término municipal de Encinedo (León).

Dado el grave riesgo para las poblaciones próximas al fuego, la Junta de Castilla y León declaró al día siguiente el nivel 2 de emergencias establecido en el marco del Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales (Infocal) y se constituyó el Centro de Coordinación Operativo Integrado (CECOPI).

Los daños producidos por este incendio, que fue extinguido definitivamente el día 3 de septiembre, causaron gran alarma social, afectando a una gran superficie forestal, provocando graves efectos erosivos en el suelo, acuíferos y manantiales, alterando gravemente las condiciones de vida animal y poniendo en peligro la vida o integridad física de las personas.

La investigación, dirigida en coordinación con la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente de León, pudo determinar el área donde se inició el fuego que, tras un estudio minucioso, concluyó que el mismo había sido provocado de manera intencionada.

En el transcurso de las indagaciones policiales, el Seprona de León contó con el apoyo del Grupo de Apoyo Técnico Operativo de la Unidad Central Operativa (UCO) y con la Sección de Análisis Criminal de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, ambas con sede en Madrid, así como la Unidad Orgánica de Policía Judicial de León.