Compartir

La policía china detuvo a una mujer después de rociarse con gasolina frente a la embajada de EE.UU en Pekín, en lo que se sospecha que era un intento de autoinmolación.

El suceso ocurrió cuando un artefacto explosivo detonó frente a la sede diplomática de los EE.UU. en Pekín este jueves. Al parecer, una persona fue detenida después de rociarse gasolina en lo que se sospechó que era un intento de autoinmolación, así informó el diario Global Times.

Otros testigos que paseaban por la zona afirman que un pequeño artefacto estalló y causó heridas al autor del incidente. Hubo una explosión aproximadamente a las 13.00 horas (5:00 GMT) en el espacio público fuera de la esquina sureste del complejo de la embajada”.

El incidente fue divulgado inicialmente por testigos presenciales a través de redes sociales con vídeos y fotografías.