Compartir

Lo dijo la propia Sáenz de Santamaría en los pasillos del Congreso de los Diputados después de verse con Casado aprovechando la sesión plenaria extraordinaria y antes de verse de nuevo para “seguir trabajando”.

Recordó que ella ya dijo que no quiere “ningún puesto” en la nueva dirección del PP y lo que desea es trabajar por la unidad real y efectiva. Para ello, precisó, “no hablamos de incorporaciones” de personas concretas, sino “de integración, de elaborar un equipo conjunto”, y eso es lo que quiere trabajar con Casado.

Aseguró que la conversación fue “bien”, que ella no ha propuesto nombres concretos para sumarse al equipo de Casado, sino que le ha sugerido un “método de trabajo”, y pidió que les dejen seguir trabajando para informar después de los resultados.