Compartir

Antes de la reunión con el nuevo presidente del PP, Pablo Casado, Santamaría remarcó que quiere trabajar por la “unidad” del partido y eso es lo que le viene a “ofrecer” en la entrevista que ambos tienen esta mañana en el despacho reservado en el Congreso para el líder del principal partido de la oposición.

Minutos después de las 10.30 horas, Santamaría comentó a los periodistas que se iba a reunir “ahora mismo” y que no busca hablar de ella, porque tiene claro que va “a seguir en política” y que no necesita “ningún puesto”. “Yo dije que estaría a disposición del partido”, pero “me parece muy importante que esa parte del partido que en un determinado momento decidió otra opción pueda seguir haciendo política por la unidad del partido”, afirmó.

En una defensa de los que apostaron por su candidatura, Sáenz de Santamaría remarcó que “es importante que todo el partido se sienta representado en el futuro equipo del partido y es lo que vengo a pedir”. Aunque “la unidad va más allá que nombres”, agregó.

Por ello, dijo que el “partido tiene que estar unido, fuerte, y lo de menos es la persona que dé la cara, yo voy seguir aquí sin necesidad de nada, voy a seguir haciendo la política allá donde esté, dentro del partido, pero sin ningún puesto de por medio”, reiteró.

Preguntada por si le gustaría ser candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Sáenz de Santamaría dijo que esa propuesta se la tiene que escuchar al presidente del partido, pero indicó, una vez más, que estará “en política sin necesidad de puesto de por medio”. “Yo soy el último de los problemas, yo vengo aquí a trabajar por las soluciones, nunca he sido un problema para mi partido y no lo voy a ser ahora”, declaró.