Compartir

Antaxi muestra así su apoyo a esta normativa aprobada por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que regula las licencias VTC para garantizar la proporción de una VTC por cada 30 taxis y que ha sido suspendida cautelarmente por el Tribunal de Justicia de Cataluña (TJC), como consecuencia del recurso interpuesto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Antaxi, que ya se ha personado en los procesos judiciales abiertos tras el recurso de Unauto, la CNMC y el Ministerio de Fomento, ha solicitado al nuevo ministro, José Luis Ábalos, una reunión urgente de la Conferencia Nacional del Transporte para que el Ejecutivo central, las comunidades autónomas, los ayuntamientos y el sector del taxi puedan plantear propuestas para solucionar “la vulneración actual” de la proporción de una licencia VTC por cada 30 taxis.

“Es necesario que Ábalos cierre de una vez el conflicto que, debido a la judicialización de las medidas adoptadas por los diferentes gobiernos, mantiene al sector del taxi en una continua incertidumbre”, aseguró el presidente de Antaxi, Julio Sanz.

Sanz pidió también a los políticos “diálogo y trabajo para que se adopten las medidas necesarias que hagan que las competencias en movilidad urbana recaigan en los ayuntamientos como órgano de administración más próximo a los ciudadanos, que eran los que tenían asignadas estas competencias”.