Compartir

En una entrevista en Antena 3 recogida por Servimedia, Rivera insistió en que todo lo que pase en Cataluña a partir de ahora “va a ser responsabilidad de Sánchez”, porque el presidente del Gobierno esta incluso “legitimando las embajadas” de la Generalitat a través del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell.

La realidad está demostrando, alertó, de que tanto el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como su antecesor Carles Puigdemont no quieren acatar la Constitución ni volver a la senda autonómica, sino “volver a las andadas, rearmarse políticamente”, y algo como el golpe que dieron a la democracia “cuando te ha pasado una vez no te puede volver a pasar otra vez”.

Tras el endurecimiento de las posiciones del PDECat, Rivera vaticina “un otoño caliente” en el que Sánchez no podrá contar con el apoyo de ese partido en el Congreso de los Diputados, y espera que eso sea la oportunidad para unas elecciones que España “necesita” para asegurar un Gobierno “fuerte” con una mayoría constitucionalista capaz de hacer frente a ese desafío.

Insistió, en ese sentido, en que su intención sigue siendo “tender la mano al constitucionalismo”, tanto al PSOE como al PP, porque, a pesar de que el nuevo presidente de ese partido, Pablo Casado, señale a Ciudadanos como su adversario, los verdaderos adversarios de la democracia son los nacionalistas y los populistas.