Compartir

Cuatro hombres han sido detenidos en el Reino Unido por el ataque con ácido a un niño de tres años, al que unos desconocidos arrojaron ácido mientras paseaba con sus padres por un centro comercial, según ha informado la policía inglesa.

Uno de los cuatro detenidos fue arrestado ayer en Wolverhampton, en el centro de Inglatera, mientras que los otros tres varones han sido detenidos hoy lunes en Londres. Todos ellos sospechosos de conspirar para causar daños físicos y graves.

El hecho ocurrió en una tienda donde el niño iba con sus padres en un carro de paseo cuando le arrojaron una sustancia corrosiva que le produjo daños en la cara y en el brazo por los que tuvo que ser hospitalizado y de las que ya ha sido dado de alta.

Lo acontecido se remonta a los numerosos casos de ácido que se están llevando a cabo en este país. La policía asegura que están aumentando y que el móvil podría ser robos, ataques racistas, agresiones sexuales o incluso crímenes de honor.