Compartir

La aerolínea amenaza con recortes y despidos como medida preventiva al enfrentamiento laboral que mantiene con sus pilotos y sus tripulantes de cabina de pasajeros. Ryanair ha anunciado con reducir la flota de cara a la campaña de invierno si prosiguen las huelgas, según informa 'El País'.

Pese a la próxima huelga convocada para 25 y 26 de julio, la compañía espera más paros de sus trabajadores. 

''Si estas huelgas innecesarias continúan dañando la confianza de los clientes, los precios y la rentabilidad de determinados mercados nacionales, tendremos que revisar nuestro programa de invierno, lo que puede llevar a reducciones de flota en determinadas bases y pérdidas de empleos en mercados donde los empleados de la competencia interfieren en nuestras negociaciones con nuestra gente y sus sindicatos. No podemos permitir que los vuelos de nuestros clientes sean innecesariamente interrumpidos por una pequeña minoría'' ha señalado Ryanair en un comunicado.

Como muestra de avance en las negociaciones, la aerolínea recuerda que ya han firmado acuerdos entre los sindicatos de pilotos y los tripulantes de cabina de pasajeros en sus principales mercados, en Reino Unido, Italia, y Alemania. En otros mercados más pequeños  ''los pilotos de la competencia impiden tanto el progreso como el proceso de negociación ''.

Ryanair ha reducido un 20% sus beneficios netos del primer trimestre hasta los 319 millones de euros, según los datos presentados por la compañía.