Compartir

Según SKYCOP, compañía que defiende a los pasajeros y sus derechos, las aerolíneas españolas deben a los pasajeros más de 300 millones de euros (tomando con media una compensación de 400 €) en indemnizaciones solo entre el año 2017 y 2018. Esto supone que durante todo el pasado año y los seis primeros meses de este, más de 750.000 pasajeros han sufrido cancelaciones de sus vuelos sin recibir una compensación a cambio. Casi 6.000 vuelos han sido cancelados en este periodo, siendo Vueling la compañía que más vuelos ha cancelado, seguida de Iberia.

“Las estadísticas dicen que el 1% de los pasajeros ha vivido un retraso de más de 3 horas o la cancelación de un vuelo estando ya en el aeropuerto. Son datos de Eurostat, y aunque a simple vista un 1% no parece mucho, lo cierto es que esa cifra se traduce en 9 millones de viajeros europeos afectados”, explica Marius Stonkus, CEO de SKYCOP. “Desde SKYCOP queremos animar y apoyar a todos los pasajeros a que luchen por sus derechos y reclamen lo que les corresponde”, continúa.

A pesar de que las compañías lamentan lo complicado que es para ellas gestionar la temporada estival, lo cierto es que las estadísticas muestran que las aerolíneas maximizan sus beneficios con los retrasos y cancelaciones de los vuelos. Este ahorro llega con la reducción de personal o grandes cargas de trabajo, lo que da lugar a que miles de pasajeros pasen parte de sus vacaciones en halls y pasillos del aeropuerto.

En situaciones como estas, SKYCOP anima a los pasajeros a actuar alineados con la legislación europea y pedir a las compañías que les proporcionen comida, bebida y llamadas telefónicas durante el tiempo que dure la espera. Si la compañía intenta compensar a los viajeros con descuentos para comida o para su próximo vuelo, SKYCOP recomienda no aceptarlos, y es que cada pasajero tiene derecho a una compensación moral y económica digna.

Una vez cubiertas las necesidades básicas, lo ideal es rellenar la reclamación lo antes posible o ponerse en contacto con profesionales. Si el vuelo no alcanza los 1.500 km, la compensación puede ser de hasta 250 €. Si supera estos kilómetros, puede ascender hasta 400 € en aeropuertos europeos. En cambio, si la distancia supera los 3.500 km y el vuelo se retrasa más de 3 horas, los pasajeros tienen derecho a reclamar hasta 600 € de indemnización.

skycop.com