Compartir

Como ya ocurriera en años anteriores siendo sólo secretario general del PSOE (2015 y 2016), Sánchez acudió ayer, viernes, a este evento musical y, según una foto que publicó su perfil de Instagram, lo hizo acompañado de su mujer, Begoña Gómez, para ver el concierto de la banda Las Vegas The Killers, uno de sus grupos favoritos.

Tras conocer esta escapada, Mulet pregunta por el “coste económico que ha tenido el desplazar al presidente del Gobierno y acompañantes” al FIB y, concretamente, el coste que ha tenido “el desplazar el avión privado, tanto en personal, seguridad, combustible”; y si estos emolumentos han sido “cargados al erario público”.

Además, se interesa por el importe de las entradas al FIB del presidente y acompañantes y si “han sido estas cargadas al erario público”. En sus escapadas como líder socialista, las entradas se las consiguió la exalcadesa y diputada del Congreso Susana Ros, quién también lo acompañó ayer.

En su escrito, Mulet pregunta si es “ejemplar” por parte de Sánchez coger el avión privado cuando “en plena temporada de huelgas de los trabajadores y trabajadoras de los aeropuertos en España y otras partes, por su precaria situación laboral, miles de familias se han visto afectadas y se verán afectadas en sus vacaciones”.

“¿Ve el presidente del Gobierno ejemplar emplear su avión privado pagado por todos los contribuyentes para irse de festivales? ¿Va a preocuparse personalmente el presidente por los trabajadores y trabajadoras de aeropuertos españoles?”, pregunta Mulet al Gobierno haciéndose eco de las huelgas del personal de tierra de la red de Aena, de la plantilla de Iberia en el aeropuerto de El Prat, de los pilotos de Ryanair en Irlanda y de sus tripulantes de cabina en cuatro países europeos, entre ellos España.

“Los veranos en España están llenos de cultura. En cada rincón del país encuentras grandes #festivales. De los mejores, el FIB”, afirma el perfil del presidente en Instagram como comentario a la foto en la que se le ve de espaldas junto a su esposa.