Compartir

El 19º Congreso Nacional del PP arrancó este viernes con el himno nacional de España, con todos los compromisarios que asisten al cónclave puestos en pie aplaudiendo durante más de un minuto y con gritos de “¡Viva España!”.

Esta fue la novedad del Congreso Extraordinario que los populares celebran este fin de semana en un hotel de Madrid para elegir al sucesor de Mariano Rajoy al frente del partido, después de que perdiera el Gobierno de España tras la moción de censura que el socialista Pedro Sánchez presentó a finales de mayo.

El presidente del Comité Organizador del Congreso, el eurodiputado Luis de Grandes, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes al cónclave, entre los que destacó la presencia de invitados como Carmen Fraga, hija del fundador del PP, Manuel Fraga, y Adolfo Suárez Illana, hijo del primer presidente del Gobierno que tuvo España en democracia.

De Grandes pidió a continuación a los presentes que se pusieran en pie para escuchar el himno de España, que sonó a todo volumen y en su versión larga. Al finalizar, las más de dos mil personas que abarrotan el auditorio rindieron una sonora ovación y gritaron vivas a España.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, llegó a emocionarse mientras escuchaba el himno nacional hasta el punto de apartarse alguna lágrima con el dedo. A su lado, Mariano Rajoy permanecía firme escuchando el himno, primero, y aplaudiendo, después.

Posteriormente, el presidente del Comité Organizador destacó que el proceso congresual se ha celebrado con normalidad y el órgano que le ha tocado dirigir ha actuado “bajo principios de transparencia democrática y neutralidad”.