Compartir

Albert Cavallé, más conocido como “el estafador del amor” el hombre denunciado por una mujer a la que conoció por una la red de contactos 'Badoo' y a la que pidió prestados más de 2000 euros ha sido absuelto de los presuntos delitos de estafas y apropiación indebida.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso 'La Vanguardia', la magistrada del Juzgado de lo Penal nº1 de Barcelona argumenta que las artimañas llevadas a cabo por el acusado para obtener los préstamos no se consideran un engaño “suficiente y bastante” para considerarse delito de estafa.

El gigoló, que hace unos meses estaba en busca y captura en la ciudad de Barcelona habría devuelto parte de la cantidad a la denunciante antes de la celebración del juicio a través de sus abogados. Según la magistrada, “la denunciante no mantuvo una mínima autoprotección o diligencia”.

La jueza, además entiende que la mujer debería haber elevado “las medidas de autotutela” al haber conocido al joven a través de una red de contactos.