Compartir

Restan dos días para que 3.082 compromisarios se decanten por Pablo Casado o por Soraya Sáenz de Santamaría para tomar las riendas de Génova y en la candidatura del primero no ocultan la emoción por el tirón que están logrando en Galicia.

Se trata, dicen a Servimedia fuentes del entorno de Casado, de un espaldarazo con el que ya “acarician” el triunfo. Eso sí, señalan que el “trueno gordo” sería que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, les diera su respaldo públicamente.

Un “golpe de efecto” que espera el equipo de Casado para imponerse “definitivamente” frente a Sáenz de Santamaría. No obstante, desde el entorno de la exvicepresidenta transmiten a Servimedia su convicción de que Feijóo “ya no puede decantar” la balanza.

Desde el PP gallego, las fuentes consultadas por esta agencia cifran en un 85% el respaldo de los compromisarios a Casado. Se trata, dicen, de una amplia lista de apoyos que podría crecer en las próximas horas.

De momento, respaldan el proyecto de Casado cargos como Paula Prado (diputada regional y viceportavoz del Grupo Popular en el Parlamento), Jacobo Moreira (Presidente del PP de Pontevedra), Elena Muñoz Fonteriz (presidenta del PP de Vigo), Juande Ruano (exportavoz de Cultura del Grupo Popular en el Congreso) o Ana Vázquez Blanco (diputada por Ourense).

También Celso Delgado Arce (diputado por Ourense), Javier Dorado (PP Vigo), Jaime de Olano (diputado por Lugo), Joaquín García Díez (representante de Lugo en el Congreso), Evaristo Ben (vicesecretario de Organización y Territorial de PP A Coruña), Rosa Gallego (secretaria general de PP A Coruña), Diego Calvo (vicepresidente del Parlamento de Galicia) y Rafael Domínguez (presidente PP Pontevedra).

Las fuentes consultadas consideran significativo que compromisarios de Ourense se hayan posicionado a favor de Casado, porque así se resquebraja el bloque que en principio lideraba el presidente del PP de esta provincia, José Manuel Baltar, que es partidario de Sáenz de Santamaría.

De momento, el entorno del presidente gallego no aclara si se mojará “claramente” a favor de Casado, aunque lo que sí se da por descontado es que no apoyará públicamente a Sáenz de Santamaría.

Su intención es ser “muy respetuoso” con el proceso congresual, más todavía teniendo en cuenta que una corriente mayoritaria del PP le veía como el sucesor natural de Rajoy el “candidato de consenso” que requería el momento.