Compartir

El expresidente del Gobierno José María Aznar afirmó este miércoles que está “preocupado” por el hecho de que el Partido Popular “acierte” al elegir el próximo sábado, 21 de julio, al que será su nuevo líder en sustitución de Mariano Rajoy.

Antes de participar en los cursos de verano que organiza la Universidad de Málaga, el que fuera líder del PP rechazó posicionarse a favor de Pablo Casado, con quien se le ha vinculado a lo largo de toda esta campaña electoral interna, o de Soraya Sáenz de Santamaría.

Se escudó en que así cumple con su promesa de estar “al margen” de todo el procedimiento establecido, lo cual no quiere decir que no defienda sus ideas y lo que considere “más oportuno” para el PP. Eso sí, no quiso señalar públicamente a nadie.

Alertó de que España vive una situación política “delicada” y necesita una “refundación muy importante del centro-derecha nacional”, más aún después de que la izquierda haya decidido “jugar su partida con los más radicales”.

“La refundación del centro-derecha es absolutamente indispensable”, insistió Aznar, para quien de ello depende “la propia supervivencia” del PP. Y ahora, prosiguió, los populares tienen una “oportunidad muy importante” para hacerlo. “Les deseo mucha suerte”, añadió.

Así las cosas, se limitó a recalcar que espera que los 3.082 compromisarios llamados a participar en el Congreso Extraordinario “acierten” para poder recuperar a los millones de votantes que ha perdido el PP en los últimos tiempos y poder ensanchar la base electoral.