Compartir

La granadina Juana Rivas se enfrenta hoy a cinco años de cárcel por la sustracción de sus hijos el pasado verano al permanecer un mes en paradero desconocido.

El juicio inicialmente estaba fijado para el 14 de junio, pero tras la renuncia de su abogado, Juan de Dios Ramírez, la vista se retrasó contra el criterio del juez Manuel Piñar, tal y como informó 'RTVE'.

Ribas huyó con sus hijos en el verano de 2017 incumpliendo la custodia compartida y evitando ceder los menores a su padre de nacionalidad italiana, Francesco Arcuri, al que Ribas había denunciado por maltrato en 2016 y que fue condenado por maltrato en 2009.