Compartir

La Audiencia de la Comunidad Foral deja en libertad a La Manada desestimando las acusaciones particulares y de la Fiscalía contra el grupo. Según informa El País, la resolución, “que cuenta con el voto particular en contra de uno de los magistrados, responde al recurso presentado por el fiscal, la acusación particular que representa a la víctima y las acusaciones populares ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona”.

Los cinco miembros fueron condenados a nueve años de prisión después de abusar sexualmente de una chica en los San Fermines de 2016.