Compartir

Un hombre se atrincheró anoche en la localidad cántabra de Camaleño, donde lleva 11 horas encerrado. Todo apunta que el individuo tuvo una disputa con su hermano por un tema de tráfico de drogas, que desembocó en la aparición de la Guardia Civil. 

Sobre las 02:30 de la madrugada, el hombre tuvo un tiroteo con los agentes, que acabó con un guardia civil herido de bala en la pierna.

Fue él mismo quien llamo a los agentes por la disputa con su hermano, y portaba un arma de gran tamaño, posiblemente una escopeta, según informes de la Guardia Civil.

El individuo se fugó de madrugada y sobre las 07:30 los agentes planean un dispositivo para buscar al sospechoso por el monte