Compartir

Lo dijo en su intervención durante la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el Congreso de los Diputados para explicar la última reunión del Consejo Europeo y exponer su programa de Gobierno. Tras las intervenciones de Rivera y del portavoz del PP, Rafael Hernando, Lastra denunció el “lenguaje guerracivilista” esgrimido por “las derechas” de la Cámara, “la azul y la naranja”, y que llega a ser “casi patibulario”.

Lastra ironizó al decir a Hernando que la moción de censura “les viene bien” a los dirigentes del PP para poder regenerarse, “les hemos hecho un favor”, y al comprender su preocupación porque no haya provilegios de presos de ETA frente a los demás presos porque “tienen unos cuantos” en las cárceles españolas condenados por corrupción. El daño a la democracia, dijo al PP, lo ha hecho un partido corrupto “hasta la médula”. “Van a vender hasta Génova”, espetó.

En respuesta al PP y a Ciudadanos, Lastra recordó que José María Aznar acercó presos de ETA a cárceles de Eusladi cuando la banda terrorista aún asesinaba e incluso mientras José Antonio Ortega Lara estaba secuestrado. Se dirigió después expresamente a Rivera para preguntarle “que sería de ustedes sin Puigdemont” y sin la crisis territorial y la fractura social que se vive en Cataluña. “Desaparecerá su partido, con total seguridad”, cuando esa situación se resuelva.

Lastra reprochó a Rivera que haga un discurso plagado de ideología denunciando la ideología del presidente del Gobierno, y concluyó señalando que “ocultar lo que son” es algo propio de “la peor derecha”. Criticando el discurso “casi mimético” del PP y de Ciudadanos, Lastra dijo a ambos que Sánchez no llegó al Gobierno por la puerta de atrás porque “en la Constitución no hay puerta de atrás” y no hubo fraude alguno. La moción de censura “fue de frente, por delante, y consiguió la mayoría absoluta de esta Cámara, mal que les pese”.

Sobre el contenido de las propuestas de Sánchez y las respuestas de esos partidos, Lastra alertó de que España “no puede seguir creciendo a lomos de la precariedad” y que las mujeres no son un colectivo al que haya que “combatir”. Además, denunció que España lleva “demasiado tiempo” recordando la memoria y honrando monumentos a un dictador y esa memoria tiene que ser para quienes defendieron y dieron su vida por la libertad y por la democracia y por la legalidad republicana. “No se trata de abrir heridas sino de cerrarlas con dignidad democrática”, alertó.

Lastra criticó a Rivera por decir que el apaciguamiento en Cataluña está “condenado al fracaso” y le preguntó si defiende la estrategia de la confrontación. En respuesta a su “sospecha sobre la lealtad institucional del PSOE”, recordó unas palabras de Mariano Rajoy llamando “aprovechategui” al líder de Ciudadanos por utilizar temas de Estado para intentar ganar votos, y las aplicó tanto a ese partido “como ahora también, por desgracia”, al PP.