Compartir

La Guardia Civil trabaja sobre tres hipótesis para resolver este crimen. En primer lugar, se propuso que era un caso de violencia de género. El padre de la familia, asesinó presuntamente a su mujer y a sus hijas, para después quitarse la vida. Sin embargo, ninguno de los cuerpos presentaba signos de violencia, por lo que se ha descartado por el momento esta posibilidad. 

La segunda hipótesis sostiene que la mujer acabó con la vida de sus hijas y después se suicidó. Después, el marido se suicidó al no poder soportar sus muertes. Por último, se cree que ambos se suicidaron después de matar a las dos niñas.