Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene previsto hacer hoy, martes, un anuncio relativo a la lucha contra el fraude que, en línea con lo enunciado el pasado viernes por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, podría suponer una reforma para que en el futuro se puedan publicar los datos de los beneficiarios de las amnistías fiscales.

Así lo avanzó el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la rueda de prensa que ofreció en Ferraz para dar cuenta de la reunión de la Comisión Ejecutiva del PSOE.

Durante su etapa en la oposición, el PSOE exigió que el Gobierno del PP publicase los nombres de las personas que se habían acogida a la llamada 'amnistía fiscal' que impulsó en 2012 el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Sin embargo, el pasado viernes Montero reconoció impedimentos legales para hacer público el listado y señaló que aunque no se puede aplicar ninguna modificación legal con carácter retroactivo, sí podría hacerse de cara a aquellas amnistías que pudieran producirse en el futuro.

Preguntado por la situación, Ábalos dijo que todavía “hay algún tipo de objetivo de carácter legal” y pidió que se le dé a Sánchez “alguna oportunidad, para que anuncie alguna iniciativa de este tipo”, en la comparecencia que tiene mañana en el Congreso.

Pedro Sánchez expondrá en la Cámara Baja su programa de Gobierno y, entre los anuncios que hará, está el de dotar al Estado de herramientas legales para que no se vuelva a producir lo mismo que en la 'amnistía' de Montoro, en lo referido al secreto sobre las personas que se acogen a esa regulación.

Si bien, desde el Ejecutivo y fuentes del PSOE niegan que estén pensando en hacer otra regulación, pero se adoptarán estas medidas de transparencia con perspectiva de futuro. En este sentido, fuentes del Ministerio de Hacienda consultadas por Servimedia aseguraron que el actual Gobierno rechaza las amnistías fiscales y no hará ninguna en el futuro.

BALANCE

Por otra parte, Ábalos empezó su comparecencia haciendo un balance “positivo” del primer semestre del año en el que el PSOE pasó de la oposición al Gobierno y señaló que en España se ha pasado “de la resignación a la ilusión, del inmovilismo a la vocación por cambiar las cosas, de la resistencia a cualquier precio a la política de servicio público”.

Reivindicó que lo “más destacado” de este tiempo fue la moción de censura tras la sentencia de 'Gürtel' que “aceleró” la salida del Partido Popular del Gobierno y, ante ese “momento histórico”, el PSOE lo asumió “con tesón, responsabilidad y visión de futuro”.

Además, remarcó que el PSOE es el principal referente político de la izquierda de nuestro país”, y “Pedro Sánchez ha pasado de ser la principal esperanza de cambio, a liderar el cambio en nuestro país”.

En este sentido, dijo que sobre la cuestion de Cataluña, el Gobierno “está intentando la distensión” y está empeñado en “hablar con todos para que siempre, dentro de la legalidad, encontremos espacios y soluciones”. “Hemos sustituido la política del enfrentamiento por la del diálogo, aún dejando muy claros los límites que existen y que no incluyen ninguna posibilidad para el derecho de autodeterminación”, apuntó.

“Hemos sustituido la arrogancia por el diálogo, es preciso rebajar el tono de beligerancia que algunos han querido explotar para sacar réditos electorales” y “vamos a explorar todas las vías de acuerdo en este sentido, desde el respeto a la Constitución y a la legalidad”, sentenció.

En clave interna, el secretario de Organización también confirmó que las cuestiones -principalmente la coordinación de los programas electorales- que tenía encomendadas en la Ejecutiva José Félix Tezanos, que ha dejado la dirección tras ser nombrado presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) , serán asumidas por la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, quién estará “auxiliada” por Odón Elorza, secretario de Transparencia y Participación Democrática de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE.