Compartir

Las altas temperaturas del centro y el sur de la península durante la última semana ha provocado un aumento de los niveles de ozono troposférico (O3), denominado 'ozono malo' en contraste con el que se sitúa en las altas capas de la atmósfera y protege de las radiaciones ultravioleta.

Así lo afirmó este viernes Ecologistas en Acción, que añadió en un comunicado que esta situación se debe a las emisiones contaminantes del tráfico motorizado en las principales ciudades y carreteras, y la producción de electricidad en las centrales térmicas por el mayor uso del aire acondicionado.

El O3 se produce fundamentalmente en verano por la mayor presencia de la radiación solar y se genera por la reacción entre la luz del sol y el dióxido de nitrógeno, y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y algunas industrias. Por inhalación, provoca un incremento de los riesgos de enfermedades respiratorias agudas y la reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares.

Ecologistas en Acción indicó que en la Comunidad de Madrid, las dos Castillas, Extremadura; el interior de Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña; Baleares y el valle del Ebro (de Tarragona al País Vasco, pasando por Aragón) se han registrado a lo largo de esta semana numerosas superaciones de O3 respecto del objetivo legal establecido para la protección de la salud.

SUPERACIONES

Según la UE, el ozono troposférico no debe superar los 120 microgramos por metro cúbico de aire, medidos en periodos de ocho horas, y que esto no ocurra más de 25 días al año. Este número de superaciones ya se ha alcanzado en primavera y verano de 2018 en medio centenar de estaciones de control de la contaminación, sobre todo en Córdoba, Jaén, Víznar (Granada), Tona (Barcelona), Morella (Castellón), Zarra (Valencia), El Atazar y Orusco de Tajuña (Madrid), y Cáceres.

Además, en los últimos días también se han registrado diversas superaciones del umbral de información a la población, establecido por la normativa en 180 microgramos por metro cúbico, como media horaria, repartidas por Cataluña, la Comunidad de Madrid y Valladolid.

La previsión de la superación del umbral de información obliga a las autoridades autonómicas a advertir a las personas más sensibles a la contaminación atmosférica, como niños, personas mayores, mujeres gestantes o personas con problemas respiratorios o cardiovasculares, de que se protejan evitando en las horas centrales del día y a la caída de la tarde cualquier esfuerzo físico y los ejercicios al aire libre. También deben informar sobre la previsión de evolución de la contaminación, las áreas afectadas y la duración del episodio.

Ecologistas en Acción demandó que se adopten “las medidas necesarias de urgencia para reducir los altos niveles de contaminación” y destacó que el Ayuntamiento de Valladolid ha ordenado desde este sábado hasta el próximo lunes el cierre al centro urbano del tráfico privado de los no residentes.