Compartir

Una niña de 10 años ha fallecido tras sufrir un paro cardiorrespiratorio inmediatamente después ser sometida a unas pruebas de alergia en el Hospital Clínico de Valencia. La autopsia desvelará la causa de la muerte de la pequeña aunque, de momento, los médicos no han detectado ninguna relación entre el fallecimiento y las pruebas realizadas.

La menor ha sido sometida al protocolo habitual de las pruebas, que apenas supone riesgos. Según informa 'Levante-EMV', antes de irse, la menor fue al baño y, al salir, informó a la madre de un fuerte dolor de cabeza y se desmayó. Fuentes de la Consellería de Sanidad han afirmado que ''la niña fue inmediatamente atendida''. 

Tras los intentos de reanimación cardiopulmonar, los médicos no consiguieron salvarle la vida.