Compartir

La policía estadounidense ha encontrado sano y salvo a un
bebé de cinco meses que fue enterrado vivo en un bosque del estado de Montana, según ha informado este martes la oficina
del sheriff del condado de Missoula.

Las autoridades recibieron un aviso de que un individuo se
comportaba de forma extraña a las 20:00 (hora local). El hombre, identificado
como Francis Carlton Crowley, estaba al cuidado de un niño y les dijo que lo había
enterrado por el Parque Nacional de Lolo.

Tras seis horas de búsqueda, un agente escuchó un ¨llanto débil¨
que facilitó la búsqueda del niño que se encontraba ¨bajo un montón de palos y
escombros¨. El bebé fue trasladado a un hospital para una observación médica
que ha confirmado que se encuentra bien.

Al parecer, el individuo se encontraba ¨bajo la influencia de las
drogas¨ y ha sido detenido para pasar a disposición judicial. Por el
momento,  se desconoce la relación que
tenía con el bebé o su madre.