Compartir

Evangelista Canto Díaz, un hombre de 87 años, falleció ayer tras haber sido atacado por los seis perros de su vecino. Los hechos ocurrieron en Arniella, un pueblo que pertenece al ayuntamiento de Siero (Asturias). 

El hombre, alrededor del mediodía, fue a visitar a su vecino, algo que solía hacer con frecuencia. Evangelista fue asaltado nada más abrir la puerta. 

El dueño de los perros se enteró de lo ocurrido tras escuchar los ladridos y avisó al Centro de Coordinación de Emergencias. La víctima fue trasladada al servicio de Urgencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde los médicos consideraron sus heridas demasiado graves para poder llevar a cabo algún tratamiento. El hombre murió pocas horas después de la tragedia.

Evangelista y Alfonso Canto Fernández, dos de los cinco hijos del fallecido, han declarado a 'La Nueva España' que no quieren buscar culpables, considerando lo ocurrido 'una fatalidad'.