Compartir

Los 12 menores y un adulto que fueron liberados en la cueva de Tailandia han perdido una media de dos kilos de peso tras haber permanecido atrapados durante diecisiete días en su interior, han señalado diferentes medios.

Según informaron los facultativos, algunos de ellos sufren un cuadro leve de neumonía, aunque no se teme por su vida. Los rescatados están siendo alimentados a base de una dieta blanda de arroz y pollo, complementada con suplementos vitamínicos. Por precaución, pasarán en observación siete días más antes de recibir el alta.

Los últimos 5 rescatados ingresaron en el hospital con síntomas de hipotermia después de haber estado expuestos durante horas a las gélidas aguas de la caverna.

Los niños que fueron liberados en la primera misión de rescate se reunieron ayer por primera vez con sus familiares tras haber permanecido en cuarentena por la debilidad de su estado. Los rescatados en la segunda incursión, lo harán hoy, mientras que el tercer grupo pasará un día más en cuarentena.