Compartir

Dentro de unos meses la experiencia de acudir a la gasolinera para repostar será totalmente distinto a lo que ocurre en la actualidad. La denominación de Gasolina 95, Gasolina 98 o Diésel pasará a la historia. Ya no se llamarán así. 

La decisión es de la Unión Europea que quiere unificar los tipos de combustible utilizados en la Unión Europea. La nueva clasificación será mucho más confusa que la actual. Tanto es así que no sólo se identificarán con letras, sino que también habrá que fijarse en la forma geométrica que acompaña a la denominación. Los coches llevarán pintado en el depósito la misma identificación. 

En total habrá 13 etiquetas distintas para cada tipo de combustible.

Dentro del diésel, existirá el B7, B10 y XTL. La letra 'B' hace referencia a biodiesel y el número que lo acompaña al porcentaje de biodiesel que acepta el coche. La letra 'E' hace referencia al etanol, H2 (hidrógeno), CNG (Gas Natural Comprimido), LPG (Gas Licuado de Petróleo) y LNG (Gas Natural Licuado), según informa la 'SER'.