Compartir

Los taxistas vigueses vestirán con falda si la nueva orden municipal, pendiente aún de aprobación, no contempla el uso del pantalón corto, informa 'La Voz de Galicia'. La nueva normativa destierra del vestuario de los conductores prendas como el chándal, el pantalón corto, la camiseta de tirantes o las chancletas. Sin embargo, no todos los profesionales están de acuerdo.

La asociación 'Élite Taxi de Vigo' no quiere que se elimine el pantalón corto y propone que se permita como sucede en otras ciudades españolas. Tal es el caso de Palma de Mallorca, donde se ha admitido esta prenda después de una ardua polémica. 

“Nuestra propuesta es que se permita pantalón corto de vestir, chino o de pinzas, hasta la rodilla, con camisa o polo, y no la prohibición total. Ya hay compañeros que dicen que, como se elimine, llevarán faldas: la legislación actual no las prohíbe”, indicó  Roberto Costas, presidente de la entidad.