Compartir

La candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría salió este lunes en defensa de Pablo Casado, el segundo clasificado para competir por el liderazgo del Partido Popular, tras haber sido abucheado en los festejos de San Fermín, en Pamplona.

En la puerta de la sede nacional de la formación, José Luis Ayllón, uno de los principales valedores de Sáenz de Santamaría en la carrera hacia la Presidencia del PP, se solidarizó con Casado después de que éste denunciase que “algunos violentos” le habían “abucheado y amenazado” en su visita a Pamplona por defender la foralidad y la Constitución.

“Cualquier pitada y cualquier síntoma de intolerancia hacia adversarios políticos para mí siempre es absolutamente reprobable y comparto esa reprobación pero dos puntos por encima porque es un compañero”, sostuvo Ayllón, para acto seguido pedir “respeto” a las personas con independencia de sus ideales políticos.

Recordó, en todo caso, que el PP es el partido “más grande” de este país y el que ha ganado las tres últimas elecciones y en las urnas es cuando se visualiza que los españoles “pitan mayoritariamente a favor del PP”.