Compartir

La Asamblea de Trabajadores del Centro de Control de Barcelona y Enaire han alcanzado un preacuerdo que contempla la entrada de 96 controladores en los próximos cinco años que acaba con la amenaza de huelgas este verano.

Así lo explicó el portavoz de la asamblea de trabajadores del Centro de Control de Barcelona, Raúl Tobaruela, quien destacó que el acuerdo se amplía también al resto de centros de control y torres del país, a los que se incorporarán 420 controladores en los próximos cinco años.

En ambos casos, estos principios de acuerdo están pendientes de su ratificación por parte de los ministerios de Fomento y de Hacienda, así como de las asambleas de controladores.

En el caso del Centro de Control de Barcelona, donde la llegada de 96 controladores supone un incremento del 33% de su plantilla actual de 298 trabajadores, la asamblea informativa está prevista para este viernes.