Compartir

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, alertó este martes en el Fórum Europa al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que apoyarse en los nacionalistas y en los separaratistas debilita a España. “Quien quiere liquidar el país no puede ser el socio para gobernar”, aseguró, y quien está dispuesto a gobernar “a cualquier precio” no puede ser un buen presidente.

En el citado foro de debate, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, Rivera presentó la intervención del secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, quien fue uno de los fundadores de la plataforma que dio lugar al partido hace 11 años en Cataluña, una persona “comprometida con los valores que defiende” y al que definió como un “hombre tranquilo” y una “cabeza pensante” que es un “pilar fundamental” del equipo de dirección.

Como característica “importante” y “atípica” en el actual escenario, destacó que es licenciado en Derecho y tiene su propio despacho desde 1999, con 25 años de experiencia en el ejercicio de la abogacía.

Rivera erigió Ciudadanos como “necesaria alternativa” a la “incertidumbre” y a la “debilidad” que encarna el Gobierno de Pedro Sánchez, que debilita también a España en la medida en que “ceder ante el chantaje de quienes nos han dado un golpe de Estado nos debilita como país” y repetir los errores de los últimos 40 años traerá “los mismos resultados”.

En un momento “delicado” para España, el presidente de Cs apostó por acabar con la “lógica del pasteleo permanente” con el separatismo y aseguró que a Ciudadanos le toca “vigilar muy de cerca” desde la oposición los pasos de Sánchez, que no solo hipotecan a su Gobierno sino a todos los españoles.

A modo de ejemplo de lo que Ciudadanos tratará de evitar, señaló la designación del dirigente socialista José Félix Tezanos para dirigir el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y anunció que en los próximos días su partido presentará una propuesta de ley para que ese organismo que hace las encuestas públicas sea “de todos los españoles” y no del PP, del PSOE, de Ciudadanos “ni de nadie”.